El petróleo, oro a la baja

Si hasta hace años el petróleo era uno de los recursos más caros del planeta y había peleas por conseguir las explotaciones y conseguir sus negocios, hoy en día y, debido a la sobreproducción, es un valor a la baja.

Desde el año pasado se viene viendo cómo desde la OPEP siguen apostando por abaratar el barril de crudo. Esto ha sentado bien a ciertos países cuyas balanzas comerciales no dependen en exclusiva de ello y eso ayuda a políticas de gran nivel. Sin embargo, algunos países como Rusia o incluso alguno Latinoamericano ha visto cómo sus cuentas no salen de la misma forma y se quejan de la rebaja generalizada de esta materia prima.

Nuevamente, el crudo ha demostrado que aún no ha tocado suelo. Hace un año, un barril de oro negro se valoraba en 104 dólares, hoy en día, no llega a 50. Se queda en el límite de los 46 euros. Países y expertos empiezan a especular sobre dónde estará ese suelo durante este año. Algunos hablan de los 40 dólares, pero los más osados, hablan de encontrar un barril de brent por debajo incluso de los 20 dólares, algo que beneficiaría a los países importadores.

¿Cómo es posible esta decotización? Por culpa de la sobre oferta. Mientras que siga habiendo una producción como la actual, sobran barriles de brent. Y eso forma parte de la estrategia que ya puso en marcha Arabia Saudí el año pasado, que en vez de contener la producción, impuso el seguir al mismo ritmo que se llevaba.

También es cierto que uno de los grandes compradores, Estados Unidos, viene desde los últimos años produciendo buena parte de su necesidad energética en este sentido, con lo que los países productores han tenido que poner su vista en otras zonas como China, Japón o los países asiáticos para poder sacar su excedente…eso sí, a precios muy bajos.

Queda una cita importante por ver, que parece que va a ser crucial para finalmente situar este líquido en su contexto. Se trata de la Conferencia de París del próximo diciembre, donde se tocarán temas medioambientales y donde no parece raro que finalmente se exija menos producción e importación de crudo en los países que formarán parte de su mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.