Directores de Recursos Humanos  alertan de que la reforma de pensiones dificultará a las empresas españolas «la atracción de talento»

Directores de Recursos Humanos alertan de que la reforma de pensiones dificultará a las empresas españolas «la atracción de talento»

27/03/2023 Desactivado Por 49k Noticias

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

La Asociación Española de Directores de Recursos Humanos (Aedrh) considera que la segunda fase de la reforma de pensiones dificultará a las empresas españolas la «atracción del talento» para poder seguir mejorando sus equipos y ser más competitivas.

Así lo trasladó a Servimedia el presidente de la Aedrh, Jesús Torres, quien explicó que será especialmente perjudicial para la atracción de talento la medida relativa a la creación de una cuota de solidaridad para los salarios más altos que queden por encima de la base máxima de cotización, situada ahora en los 52.000 euros.

«Van a tener que cotizar más las empresas y los trabajadores sin recibir a cambio ninguna prestación añadida», explicó Torres, quien avisó del riesgo de que se produzca una bajada de los salarios o una menor subida para intentar así las empresas no sobrepasar la base máxima.

«Todo esto hará que «sea más caro el talento, la innovación, la visión estratégica y el liderazgo, ya que puede haber casos de personas que viendo lo que van a tener que pagar aquí, decidan irse a trabajar a otros países», aseveró. A su juicio, «la creación de riqueza» se impulsa en mayor medida pagando «bien» y no menos.

LETRA PEQUEÑA

La reforma de pensiones introduce esta cuota de solidaridad para los salarios que superen la base máxima de cotización establecida en cada momento para que la parte que sobrepasa ese umbral no se quede sin contribuir al sistema de la Seguridad Social. Por ello, se aplicará un gravamen a estos salarios, aunque el porcentaje a pagar se calculará solo por la parte que exceda de la base máxima, no por la retribución completa.

Quizás también te interese:  Mango lanza Lisa, su propia plataforma de inteligencia artificial

En un inicio, los borradores con los que trabajó el Gobierno recogían que este gravamen sería del 6%, aunque finalmente el real decreto aprobado en Consejo de Ministros introdujo un componente distributivo, tras un pacto alcanzado entre el Ejecutivo y el PDeCat.

De este modo, se desplegará gradualmente, partiendo de cuotas de alrededor del 1% en 2025, hasta alcanzar valores alrededor del 6% en 2045. Con los cambios incorporados a propuesta del PDeCat, se establecen tres tramos: los salarios que superen en hasta un 10% la base máxima; los que lo hagan entre un 10,1% y un 50%, y los que estén por encima del 50%.

Para los primeros, el gravamen máximo en 2045 será del 5,5%, del 6% para los segundos y del 7% para el tercer grupo. Antes, en el momento de la entrada en funcionamiento de este mecanismo (2025), la cuota será del 0,92%, el 1% y el 1,17%, respectivamente.

Traducido a cifras concretas, la franja más alta englobaría a quienes tengan salarios por encima de los 90.000 o 100.000 euros anuales, según explicaron fuentes de Seguridad Social, que indicaron que los cambios introducidos tienen un impacto neutro en las previsiones de recaudación de este instrumento, ya que se redistribuye la carga con este principio de progresividad.

Esta herramienta, según las previsiones del Gobierno, aportarán casi una décima de ingresos del Producto Interior Bruto (PIB) al sistema público de pensiones.