Los expertos insisten en que lo digital aísla a los niños y la lectura los forma en valores

Los expertos insisten en que lo digital aísla a los niños y la lectura los forma en valores

25/07/2023 Desactivado Por 49k Noticias

– Aseguran que es «fundamental» que vean leer a los adultos y poner límites al uso de dispositivos

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

El verano puede ser la época perfecta para que los niños lean más o se inicien en la lectura, aunque muchos optan por utilizar todavía más dispositivos con pantallas. Así lo aconsejan expertos consultados por Servimedia que piden a los padres que ellos den ejemplo.

Leer es mucho más que la capacidad de reconocer letras, unirlas y formar palabras u oraciones. «Los beneficios de la lectura en niños son muchísimos, sabemos que es algo que mejora la comprensión lectora, que además mejora la riqueza y la fluidez del vocabulario y mejora también otra serie de procesos intelectuales, además de la empatía», manifestó a Servimedia la psicóloga infantil Silvia Álava.

Los autores de los libros infantiles también quieren transmitir con sus historias valores y enseñanzas pedagógicas. La escritora Cristina Hermoso de Mendoza, que publicó recientemente su primer cuento infantil ‘Melón y Sandía’ con carácter solidario, explicó, en este sentido, que espera que su libro sea «una semilla de apertura, tolerancia y compromiso» y que conseguirlo en la infancia es «muy positivo».

AUMENTO DEL USO DE PANTALLAS

Sin embargo, estudios nacionales, como el de la Fundación Gasol (Pasos 2022), apuntan que los niños y adolescentes aumentaron su uso de pantallas entre semana de un 54,8% en 2019 a un 64% en 2022. Este hábito está relacionado tanto con el excesivo sedentarismo como con la reducción de horas de sueño o la calidad de vida en general.

Un abuso de la tecnología produce también aislamiento entre los menores, un concepto que Álava denominó ‘desplazamiento digital’. «En verano los niños hacen mucho ocio online y esto está desplazando otro tipo de cosas como leer, quedar con amigos, estar en el parque…estamos dejando de hacer cosas que son especialmente beneficiosas», remarcó.

Quizás también te interese:  La secretaria de Estado de Digitalización participa en el CEU en un encuentro sobre derechos digitales

Por este motivo, la psicóloga comentó que «es fundamental que los niños nos vean leer a los adultos, es muy complicado que se enganchen a la lectura si nosotros no leemos».

La responsable de Comunicación de Penguin Infantil, Melca Pérez, subrayó que «lo más importante es que nos vean a los adultos leer. Si nos ven todo el día con el móvil, la lectura no se convertirá en su afición favorita nunca».

No obstante, desde la editorial SM consideran que la literatura infantil y juvenil «está viviendo una edad de oro». La gerente de Literatura Infantil y Juvenil de la editorial, Berta Márquez, afirmó que «se publica más que nunca porque se vende más que nunca, solo en los últimos dos años el mercado ha crecido un 20%».

El uso de las pantallas en niños no siempre es malo. Según Silvia Álava, «hay que tener en cuenta la variable de con quién está el niño viendo la pantalla y qué es lo que está haciendo. No es lo mismo, por ejemplo, estar viendo una película juntos en el salón que esté él solo en la habitación viendo un video de YouTube. No tenemos que guiarnos por el tiempo, minuto arriba, minuto abajo, sino qué es lo que estamos haciendo». Para imponer límites digitales a los más pequeños, la psicóloga recomienda realizar un proceso de alfabetización digital, «los padres no pueden estar al margen del uso de los aparatos electrónicos de los niños, hay que estar al lado poniendo límites y enseñando qué es lo que hace o no se hace en este mundo online».

Quizás también te interese:  Indra y Fundación Universia lanzan nuevas ayudas para investigación en tecnologías accesibles

En cuanto a la lectura, sea cual sea la opción de los niños, lo importante es tener en cuenta sus gustos y que sean ellos mismos quienes decidan los títulos que van a leer. Así la lectura no será una obligación, sino que se irá convirtiendo en un hábito que ellos mismos busquen.