Cómo protegerse de las estafas en las plataformas de trading

Cómo protegerse de las estafas en las plataformas de trading

14/08/2021 Desactivado Por 49K Noticias

Sabine Meuter (dpa) – El dinero siempre tienta. También en las plataformas de negociación electrónicas, donde los estafadores intentan sacar dinero de los bolsillos de usuarios desprevenidos prometiendo altos beneficios con el comercio de acciones, divisas, bitcoines y demás.

“Entre otros, los estafadores se aprovechan descaradamente de los problemas económicos que ha causado la crisis por la pandemia de coronavirus en muchos consumidores”, afirma Hans-Joachim Henschel, funcionario de la Oficina de Investigación Criminal (LKA) del estado federado alemán de Baja Sajonia.

Son muchas las personas que trabajan a jornada reducida, han perdido su empleo o temen por él. En casa, se pasan el día frente a sus ordenadores navegando en la red.

Allí se topan con “trucos secretos” sobre cómo ganar dinero de forma rápida y cómoda. Solo basta un clic en el enlace del anuncio correspondiente para que los usuarios desprevenidos aterricen en un “sitio web de aspecto a menudo bastante profesional y serio”, explica Henschel.

En estas páginas les están esperando los estafadores, siempre al acecho de víctimas potenciales. En algunos casos, los sitios muestran fotos o vídeos de personas que supuestamente acaban de ganar grandes sumas de dinero y ahora están disfrutando su fortuna, por ejemplo, en un yate.

“Lo más pérfido es que los delincuentes a veces también hacen publicidad con personas famosas que supuestamente se han enriquecido con determinadas transacciones electrónicas”, advierte Henschel.

Aunque esto no se corresponda con la verdad, el truco funciona, y muchos interesados introducen sus datos de contacto en el sitio web para obtener más información sobre oportunidades lucrativas de inversión.

Según describe Henschel, los usuarios reciben poco después una llamada de un supuesto corredor en línea que intenta convencer al interesado de que invierta dinero: para hacer que la oferta sea más atractiva, nombran inicialmente una pequeña suma que, por supuesto, recomiendan ir incrementando en el futuro.

El dinero se deposita supuestamente en una cuenta comercial que está a nombre del inversor y a la que este tiene libre acceso. Los autores de la estafa simulan ingresos a la misma, lo que anima a los usuarios a invertir nuevas y, sobre todo, mayores cantidades.

Esta cuenta, sin embargo, suele ser simplemente falsa. El dinero depositado va a parar a los bolsillos de los estafadores y, en la mayoría de los casos, desaparece sin dejar rastros.

“En algunos casos, el corredor online que se ocupa del inversor ejerce una inmensa presión”, señala Heidi Pätzold, del centro de consumidores de la ciudad de Hamburgo, en el norte de Alemania, y añade que este incita al usuario a invertir mayores sumas argumentado que, de lo contrario, el dinero se esfumará.

Otra variante: “Se ganan la confianza de los usuarios ingresando de vez en cuando pequeñas sumas a la cuenta”, señala Henschel. El truco de los estafadores: “Cuando el inversor ve que está obteniendo beneficios, comienza a invertir sumas mayores”. Un dinero que luego se esfuma, ya que el corredor online, que por teléfono siempre parecía tan amable y capaz, desaparece de un día para el otro.

Quien haya revelado datos sensibles, por ejemplo, para la banca en línea, tiene que contar con la posibilidad de que su cuenta haya sido vaciada. Además, es muy probable que ya no puedan acceder a la plataforma de negociación porque los estafadores ya están buscando nuevas víctimas por otras vías.

Entonces, ¿cómo prevenir? “No dejarse engañar con promesas de ganar mucho dinero en poco tiempo y sin grandes esfuerzos”, recomienda Henschel. Y en ningún caso se deben proporcionar datos sensibles, como copias de la tarjeta de crédito y/o documento de identidad a extraños que “se conoce” por teléfono.

Antes de invertir dinero, los usuarios deberían preguntarse siempre si pueden entender siquiera cómo se producen los supuestos beneficios. “También hay que tener cuidado cuando un corredor online dice: ‘No importa si no lo entiende, le ayudaremos'”, advierte Pätzold.

Otro consejo es echar un vistazo a la plataforma de negociación en cuestión y averiguar exactamente de qué se trata antes de registrarse con los datos de contacto o depositar dinero.

Por ejemplo, si la plataforma no tiene un aviso legal con una dirección completa y un número de teléfono, mejor ignorarla y salir de la página.

Quien haya depositado en una plataforma de negociación sumas de dinero que no le hayan sido reembolsadas a pesar de repetidas solicitudes, debería presentar una denuncia.

Las posibilidades de que las víctimas recuperen su dinero son más bien escasas. Sin embargo: “Cuanto más detalladamente puedan describir las víctimas las acciones de los agresores, más medios tiene la Policía para localizar algún día a los autores de la estafa”, puntualiza Henschel.