¿Cuáles son los productos de 2015?

Ya estamos en el último mes del año 2014, doce meses que han estado marcados por una volatilidad en los mercados que hacía complicado predecir cuáles serían los mejores productos de inversión en un escenario como el actual.

Según los observadores de área entre los que se encuentran Credit Suisse o Versus Wealth Management, entre otros, son los fondos de pensiones los que más están atrayendo actualmente al inversor, aunque la posibilidad de que durante el próximo año sean los fondos mixtos los que mejores opciones ofrezcan al inversor frente a los productos de renta variable que están siendo menos solicitados en los mercados internacionales.

¿Qué se puede decir de los garantizados? Especialistas en la materia no prevén que aumente la apuesta con respecto a este producto por acabar el año, es más, se espera que durante el próximo tampoco acabe siendo uno de los más populares en las carteras de inversión.

Esto no puede ser leído de otra forma que no sea que vuelve la confianza en la solvencia económica de los mercados internacionales. El momento en el que el inversor empieza a apostar por arriesgar algo en el mercado en busca de la rentabilidad que hasta ahora pasaba a un segundo plano frente a la seguridad.

El gran problema de estos productos basados en fondos de pensiones es la fiscalidad de los mismos. Si esto cambiara, es prácticamente seguro que los pequeños inversores apostarían por incrementar los importes y dotaciones anuales a los mismos en busca de una rentabilidad a muy largo plazo.

Viendo que los depósitos garantizados empiezan a dar paso a otros productos como la renta variable, las divisas o incluso las materias primas, y además se va primando de nuevo la rentabilidad a la seguridad, está claro que este 2014 acabará mucho mejor que comenzó, con la certeza de que algo está cambiando en los escenarios internacionales y que la solvencia económica está más que probada ahora mismo.

Habrá que esperar a 2015 para saber si, finalmente, estas predicciones se cumplen o surge algún tipo de sombra que hace que los fondos y depósitos busquen nuevamente la seguridad, algo que haría que volviera a sobrevolar más de un rumor negativo para la economía.

De hecho no se pueden olvidar los esfuerzos de los principales bancos internacionales por dotar a los clientes de una seguridad y confianza. Comenzando por el BCE, siguiendo por la Reserva Federal y no olvidando otros muchos bancos nacionales que han tomado rápido medidas para paliar las situaciones económicas de sus países, parece que finalmente ha podido la confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.