La tarjeta dorada de Renfe puede renovarse a través de internet

La tarjeta dorada de Renfe puede renovarse a través de internet

25/01/2023 Desactivado Por 49k Noticias

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

La tarjeta dorada de Renfe, de la que son beneficiarias entre otros grupos sociales las personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por 100, puede ser renovada de modo virtual, sin necesidad de presencialidad en las oficinas y puntos emisores, como hasta ahora, lo que facilitará las gestiones a todos sus titulares.

Renfe, emisora de esta tarjeta, atiende así una de las recomendaciones surgida del convenio de colaboración correspondiente a 2021 suscrito entre el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y el Ministerio de Hacienda y Función Pública, sobre reducción de cargas administrativas para personas con discapacidad, que planteaba la habilitación de la tramitación electrónica de la solicitud y renovación de la tarjeta dorada.

Desde ahora, y por medio de la página oficial de Internet de Renfe, los titulares de la tarjeta dorada pueden renovar la tarjeta: por 1 año (6 euros), por 2 años (12 euros) o por 3 años (15 euros, con un ahorro de un 16 %); consultar / reimprimir-descargar PDF / reenviar a tarjetero virtual y anular la tarjeta (dentro de los 15 días siguientes a la fecha de renovación, exclusivo para renovación en línea).

Por esta vía, se puede renovar cualquier tarjeta dorada, excepto las emitidas por entidades bancarias, desde 60 días antes de su fecha de caducidad.

Los costes de la renovación vía web se pueden abonar con tarjeta de crédito o débito, así como por medio de Bizum. Una vez completado el proceso, el titular recibirá la tarjeta dorada para su descarga en soporte PDF o tarjetero virtual, así como la confirmación de dicha renovación por correo electrónico.

Con la posibilidad de gestionar telemáticamente la renovación de las tarjetas doradas, se evitan a las personas con discapacidad desplazamientos y la realización de colas o esperas, lo que supone supresión de cargas administrativas.