El 42% de los ocupados trabajó la mitad del tiempo o más con dispositivos digitales en 2022

El 42% de los ocupados trabajó la mitad del tiempo o más con dispositivos digitales en 2022

23/06/2023 Desactivado Por 49k Noticias

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

El 41,88% de las personas ocupadas dedicaron la mitad de su tiempo o más a trabajar con dispositivos digitales en el año 2022, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este viernes.

Este peso del trabajo con dispositivos fue superior entre las mujeres, pues un 45,5% de las ocupadas dedicó la mitad de su tiempo de trabajo o más a trabajar con dispositivos digitales, frente a un 38,77% de los varones.

No obstante, las tareas a las que se dedicó la mitad del tiempo o más en mayor proporción fueron interactuar con personas de la misma empresa u organización (46,65%) e interactuar con personas externas a la empresa u organización (43,73%).

En concreto, el 51,06% de las mujeres ocupadas dedicó la mitad de su tiempo o más a interactuar con personas externas a la empresa u organización, frente al 37,43% de los hombres.

Asimismo, un 10,25% de los ocupados en 2022 dedicó más de la mitad de su tiempo a realizar cálculos relativamente complejos, un 11,92% a leer manuales y documentos técnicos relacionados con el trabajo y un 15,13% a asesorar, formar o enseñar a otras personas.

Un 26,62% de los ocupados destinó la mitad de su tiempo o más en el trabajo a realizar esfuerzos físicos. Por sexo, un 30,63% de los hombres dedicaron la mitad de su tiempo o más a realizar esfuerzos físicos, frente al 21,96% de las mujeres. Y un 21,64% dedicó ese tiempo a realizar tareas que requieren destreza con los dedos frente a un 15,77% de mujeres.

El INE también compara los resultados de las personas de 16 a 74 años no ocupadas que dejaron su empleo en los dos últimos años, con los de las ocupadas de ese mismo rango de edad.

Quizás también te interese:  Las fundaciones de Telefónica y AEB se alían para impulsar el conocimiento digital de las personas mayores

Las no ocupadas que dejaron su empleo dedicaron en menor proporción la mitad de su tiempo o más a trabajar con dispositivos digitales (23,40%, frente a 41,88%). Por el contrario, destinaron, con un mayor porcentaje la mitad de su tiempo o más a realizar esfuerzos físicos (37,12%, frente a 26,62%).

AUTONOMÍA

Por otro lado, el número de trabajadores por cuenta propia que tenían una amplia o muy amplia influencia tanto en el orden como en el contenido de las tareas en su empleo principal fue el 70,76% del total, mientras que, en el caso de los asalariados, el porcentaje descendió al 25,86%.

Por el contrario, un 1,45% de los trabajadores por cuenta propia y un 6,35% de los asalariados tenían cierta influencia en el orden y poca o ninguna en el contenido de las tareas.

Al cruzar los datos con la formación de los ocupados, el porcentaje de aquellos que tenían una autonomía amplia o muy amplia crecía a medida que se incrementaba el nivel de estudios (4,99% para el nivel bajo, 5,75% para el medio y 8,67% para el alto), mientras que decrecía en los ocupados que tenían poca influencia tanto en el orden como en el contenido (27,21% para el nivel bajo de estudios, 25,19% para el medio y 14,45% para el alto).

Distinguiendo entre sexos y nivel de formación alcanzado, el porcentaje de hombres con estudios medios y con amplia o muy amplia influencia tanto en el orden como en el contenido de sus tareas era del 32,84%, frente al 27,57% de mujeres, mientras que, para los estudios superiores los porcentajes eran del 39,35% en los varones y del 32,71% en las mujeres.

Quizás también te interese:  Indra y la Carlos III crean una cátedra en Tecnologías de Radiofrecuencia

REPETITIVIDAD

El número de ocupados de 16 a 74 años que siempre, en gran medida o en cierta medida realizaron tareas repetitivas en su empleo principal fue el 80,21% del total. Por sexo, este porcentaje fue mayor en las mujeres (82,04%, frente a 78,64% de los hombres).

El porcentaje de los que realizaron habitualmente tareas repetitivas aumentaba con la edad, siendo del 78,26% para los de 16 a 34 años, del 80,33% para los de 35 a 54 y del 82,25% para los de 55 a 74 años.

Según el nivel de formación, se observaba un descenso en la realización de tareas repetitivas a medida que crecía la formación de la persona. Así, el porcentaje se situaba en el 86,56% para los ocupados de nivel bajo, en 84,27% para los de nivel medio y en 73,95% para los de nivel alto.

Por su parte, los ocupados que declararon que las tareas de su empleo principal se describían con precisión siempre, en gran medida o en cierta medida fue un 60,82%, mientras que los que consideraron que el grado de precisión era muy poco o en absoluto alcanzaron el 32,31%.

Por grupos de edad, el tramo de 35 a 54 años presentó el mayor porcentaje (62,14%) entre quienes siempre, en gran medida o en cierta medida realizaron tareas que se describían con precisión en su empleo principal.

El nivel de educación superior tuvo el mayor porcentaje (68,12%) entre quienes describían tareas siempre, en gran medida o en cierta medida con precisión.